(+34) 983 150 571
info@globalorbis.com

Nombre de archivo :DSCN0401.JPG Tamaño de archivo :1003.8 KB (1027845 Bytes) Fecha de la fotografía :0000/00/00 00:00:00 Tamaño de imagen :2048 x 1360 Resolución :72 x 72 ppp Número de bits :canal de 8 bits Atributo Protección :Desactivado Atributo Ocultar :Desactivado ID de la cámara :N/A Modelo :E995 Modo Calidad :FINO Modo Medición :Multipatrón Modo Exposición :Automático programado Flash :No Distancia focal :17.2 mm Velocidad del disparador :1/326.1segundo Abertura :F6.5 Compensación de exposición :0 EV Balance del blanco fijo :Automático Objetivo :Incorporado Modo de sincronización del flash :N/A Diferencia de exposición :N/A Programa flexible :N/A Sensibilidad :Auto Nitidez :Automático Modo Curva :N/A Modo Color :COLOR Compensación de tono :AUTOMÁTICO Latitud (GPS) :N/A Longitud (GPS) :N/A Altitud (GPS) :N/A

La palabra, el lenguaje, nuestra forma de hablar y de escribir es importante. Así nos comunicamos, transmitimos mensajes, conceptos, ideas. La palabra es una herramienta y con ella se puede construir grandes proyectos y también derribar barreras.

Palabras obsoletas, inexactas o inapropiadas pueden servir para perpetuar imágenes sociales negativas y estigmatizar a personas o grupos. Por ello consideramos sumamente importante cuidar el lenguaje que se utiliza, en nuestro caso concreto, al referirnos a las personas con discapacidad.

Lo primordial: no herir con nuestras palabras a otras personas. No menospreciar ni minusvalorar las capacidades de ninguna persona.

Hoy día los términos  discapacitados,  minusválidos,  inválidosminusvalíaretrasadostullidos o incapacitados, deben ser sustituidos/eliminados de nuestro lenguaje, y utilizar otros más correctos. Lo ideal es sustituir esos vocablos por persona con discapacidadpersona con diversidad funcional, con movilidad reducida, etc.

Según el diccionario de la Lengua Española la capacidad es, la aptitud, el talento, la cualidad que dispone una persona para el buen ejercicio de algo.

Por tanto, está claro que las personas podemos tener diversas capacidades (se te pueden dar bien los idiomas, las manualidades, el dibujo, las matemáticas, la música…). Y si no tienes alguna de estas capacidades, no existen motivos para definirte como discapacitado o minusválido.

Una persona con una discapacidad en concreto (es decir, puede tener una discapacidad auditiva, visual, física, psíquica), pero que tienen otros talentos y unas capacidades, no debe definirse como discapacitado, sino que debemos puntualizar. Es aconsejable usar el término “la discapacidad” frente a “la deficiencia” para referirnos a la discapacidad de una persona. Debemos evitar el uso de términos negativos. Por todo ello es importante el uso del lenguaje, para ello podemos seguir algunas de las siguientes directrices,

  • Los términos descriptivos deben ser usados como adjetivos, no como sustantivos. Debemos evitar usar términos como “el minusválido, la ciega, los epilépticos, el retrasado, una tetrapléjica”, etc.
  • Cuando nos refiramos a la discapacidad de una persona, intentaremos poner a “la persona por delante”. Mejor decir “persona con discapacidad” que “el discapacitado” o “la discapacitada”.
  • Debemos buscar la aceptación e integración fundada en derechos como ciudadano o ciudadana y no porque nos de pena. Debemos eliminar las descripciones negativas o sensacionalistas de la discapacidad de una persona (“sufre de”, “una víctima de”, o “afligido con”).
  • Hay que evitar dar un tratamiento de héroes a personas con discapacidad ya que implica que tener talento/habilidad/valor etc. es algo especial para ellos.
  • No usar “normal” para describir a las personas sin discapacidad, es preferible decir “personas sin discapacidad”, si es necesario hacer comparaciones.
  • Cuando queramos referirnos a aseos para minusválidos, aparcamientos para minusválidos, etc., es recomendable denominarlos como equipamientos “accesibles”.
  • Es erróneo asumir que un desorden de la comunicación (defecto en el habla, pérdida auditiva…) o de la coordinación (parálisis cerebral, Parkinson…) conlleva una discapacidad intelectual. Y viceversa, la discapacidad intelectual no implica necesariamente un deterioro en la expresión verbal o en la movilidad.

TÉRMINOS POSITIVOS

USO CORRECTO INAPROPIADO
Persona con discapacidad Discapacitado, anormal, incapacitado, deficiente, minusválido, diferente
Persona sin discapacidad Persona normal
Dice que tiene una discapacidad Admite que tiene una discapacidad
Personas mayores Ancianos, viejos, mayores
Persona con habilidades diferentes Persona que sufre una discapacidad
Persona exitosa, productiva Ha superado su discapacidad
Presenta, posee, tiene … discapacidad Padece, sufre, aquejada de, victima de … discapacidad
Prevenir la discapacidad Evitar la discapacidad
Reducir los índices de discapacidad Eliminar la discapacidad
Persona ciega Ciego, invidente
Persona con discapacidad visual Cieguito, cegato, corto de vista, tuerto
Persona con baja visión
Persona sin habla. Persona que utiliza comunicación aumentativa. Mudo
Persona sorda. Persona con discapacidad auditiva. Persona con hipoacusia. Sordo, Sordomudo. Sufre una pérdida
Persona con discapacidad física Persona con movilidad reducida Mutilado, inválido, paralítico, cojo, tullido, lisiado
Persona con esclerosis múltiple. Afectada por esclerosis múltiple
Persona de talla baja Enano, pitufo
Persona usuaria de silla de ruedas Confinado en una silla de ruedas. Postrado en silla de ruedas
Persona con distrofia muscular Afectada por distrofia muscular
Persona con parálisis cerebral Víctima de la parálisis cerebral
Persona con discapacidad congénita Defecto de nacimiento
Persona con epilepsia Epiléptico
Persona con esquizofrenia Esquizofrénico
Persona con discapacidad psicosocial Loco, demente, trastornado
Persona con autismo
Persona con discapacidad intelectual Mongólico, retardado, retrasado mental, trastornado
Persona con síndrome de Down Retrasado, deficiente mental. Imbécil, tonto, subnormal.
Persona con enfermedad mental. Demente, enfermo mental
Persona con discapacidad psíquica

Debemos recordar que, CAPACIDADES DIFERENTES, POSIBILIDADES INFINITAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *